El sueño de la casa propia, de madera, zinc, sin arquitectos, con tus manos, lágrimas, amor, puteadas y sonrisas.

domingo, 8 de noviembre de 2009

cerrando



2 comentarios:

MIENTRAS TANTO... dijo...

Me emociona.
Estoy alquilando y sueño con tener mi casa. Los tiempos estan difíciles y sé que mi papá podría ayudarme con algo así, él hace galpones así que idea de medidas y estructura tendría.
Llegué acá por casa chaucha y empecé desde el principio, no quise mirarla terminada. Voy despacio, disfrutando los cambios en cada fecha, esperanzada de que algún día pueda disfrutar y decir que logré tener mi casa, mi hogar :)

micaela dijo...

Seguro que algún día vas a tener tu casa, y si tu papá se da maña, se puede, lo que hay que ser es perseverante. Mi viejo nunca dejó de construir, a la salida de su trabajo por las tardes, durante años. Le dedicó todo su tiempo libre. Hay que decidirse!
Saludos!