El sueño de la casa propia, de madera, zinc, sin arquitectos, con tus manos, lágrimas, amor, puteadas y sonrisas.

lunes, 6 de agosto de 2012

Las infinitas posibilidades del verde


El domingo en el taller.
Las orquídeas de Pedro quedaron resguardadas de Bomba, que come todo lo que encuentra y le encanta la tierra.
Otra vez el verde, con más azul, menos azul, amarillo y gris. Un nuevo verde.
 El verde de las sillas es turquesa.
Revivieron con este color.
 Quedaron más lindas que cuando me las regalaron hace muchos, muchos años, cuando iba a ser madre y comía en una mesa ratona sentada en el piso con almohadones como buen ejemplar de hippie.
 Un nuevo verde, con más amarillo, para reciclar este escurridor de platos que se salvó varias veces del tacho de basura.

 Se puede volver a usar sin vergüenza.
La Pachamama no se salvó de mi euforia verde, y según Pedro quedó igualita a Fiona, la ogra de Shrek.

11 comentarios:

Isadora dijo...

En masomenos una hora me leí todo tu blog. Felicitaciones, de corazón, tu casa es divina!

Saludos

Anónimo dijo...

destino de revista Living

micaela dijo...

Gracias por la visita Isadora!

Nati dijo...

Al igual que Isadora, lei tu blog completito en una mañana!
Sos una genia! Y una inspiracion!
Aguante casita!!

micaela dijo...

Gracias Nati.

Sunshine dijo...

Quiero ser como vos!!!! Tu casita es un preciosor total.

Me vi todo el blog en el trabajo y estoy sorprendidísima del increíble laburo que hicieron.

Felicitaciones por tu linda casa!

Sunshine dijo...

Quiero ser como vos!

Me leí tu blog en el trabajo y me quedé sorprendida de todo lo que hicieron.

Tu casa es de un preciosor total! Felicitaciones!

micaela dijo...

Gracias por tus hermosos comentarios Sunshine!

Romi dijo...

Me leí todo el blog junto!! En orden.. Viendo crecer tu casita.
La verdad, una genia total!
Cuando yo me hago la utilísima me da muchísimo placer dar esos toques con mis manos a mi casa.
En tu caso la satisfacción debe ser inmensa!!
Mis mejores deseos pa el habitar de tu casita!

micaela dijo...

Gracias Romi, la satisfacción es saber que aunque viví y quise muchas casas, esta es la mía de verdad.

Amelia dijo...

Conocí tu blog y tu proyecto gracias a una amiga que me envió la publicación de tu casita en la página de casa chaucha. Era cuando esta casita de madera que hoy ya habito y está creciendo en El Rincón era apenas un embrión de aserrin y tablas en su semilla. He vuelto muchas veces a releer tus entradas y me han encantado muchas de tus ideas, entre ellas los colores que usaste.
Hoy, que estoy empezando a imaginar los colores que la primavera y el verano van a traer a mis paredes me pregunto, qué pintura elegiste? Porque en la pinturería me dieron la (mala) noticia de que al esmalte al agua no se le puede dar color salvo algunos desteñidos pasteles (que NO me gustan) y las opciones que me dan (látex, sintético) no me convencen. Apelo a tu artista interior y exterior y te pregunto, realmente es imposible darle color al esmalte al agua? Cual es la mejor opción entonces para la madera??
Vivimos en esta casita con mi Paloma de 14 meses, quisiera evitar toda pintura al solvente...
Gracias por abrirnos las puertas y ventanas de tu casa y tu vida. Abrazo fuerte!